Apolipoproteínas y Colesterol

-Resumen:

La medición de niveles plasmáticos de apolipoproteínas indican con mayor fiabilidad el riesgo cardiovascular, inclusive puede ser un indicador más fiable de enfermedad cardiovascular que los niveles de colesterol LDL.

Hasta hace poco, se medían las concentraciones del colesterol total HDL y LDL como primer índice del riesgo de enfermedad cardiovascular.

-Desarrollo:

Actualmente está siendo superior la proporción apolipoproteína B/ apolipoproteína A-1, ya que,la apolipoproteína A-I (Apo A-I) es una proteína que juega un papel específico en el metabolismo de los lípidos, siendo el principal componente proteico de las lipoproteínas de alta densidad (HDL, el colesterol “bueno”).

Esta prueba mide la cantidad de apolipoproteína A1 (Apo-A1) en la sangre. Y es más fiable que la proporción de colesterol LDL/ HDL en el índice total de riesgo cardiovascular.

La concentración plasmática de Apo A-I se encuentra reducida un 15% y la concentración de Apo B está incrementada en un 43% en pacientes con infarto de miocardio, cuando es comparada la concentración de individuos sanos control.

En diversos estudios se ha confirmado la disminución, a veces moderada, de Apo A-I y el incremento marcado y constante de los niveles de Apo B, en pacientes con infarto al miocardio y que generalmente manifiestan complicaciones vasculares.

La evaluación de apolipoproteínas en pacientes sujetos a una angiografía coronaria ha indicado la existencia de una fuerte correlación de los valores Apo A-I y Apo B como el marcador coronario que refleja un deterioro del sistema arterial.

La relación ApoB/A debe usarse no únicamente para identificar a sujetos con riesgo coronario, ya sea en pacientes diabéticos o con síndrome metabólico o cuando se detecta una dislipemia.

Apolipoproteina – A1 (Apo A)

Riesgo elevado con valores inferiores a 130 mg/dl

Apolipoproteína B (Apo B)

Riesgo alto

superior a 140 mg/dl

Cociente ApoB / ApoA:

Riesgo débil

inferior a 0,8

Riesgo moderado

hasta 1,2

Riesgo alto

superior a 1,2

Actualmente se atribuyen más importancia, a la relación apoB/apoA1 como índice de riesgo de CV.

La detección combinada de LDL-C y la proporción apoB/apoA-I demostró ser muy eficaz para identificar a las personas en riesgo, incluso cuando aparentemente,tienen valores normales de colesterol.

Los pacientes con colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL-C) extremadamente bajo plantean desafíos distintos para el diagnóstico y el manejo clínico.

 La confirmación de los niveles de HDL-C por debajo de 20 mg/dl en ausencia de hipertrigliceridemia grave debe ir seguida de una evaluación de las causas secundarias, como el uso de anabolizantes.

La malignidad y los trastornos  genéticos, a saber, las mutaciones de la apolipoproteína A-I, la enfermedad de Tánger y la deficiencia de lecitina-colesterol aciltransferasa.

-Conclusión:

La ApoB es la apolipoproteína principal en todas las partículas de lipoproteínas potencialmente aterogénicas, es decir, las partículas de VLDL, IDL y LDL. Solo hay una apoB por partícula.

Por lo tanto, el valor plasmático del total de la apoB refleja el número de partículas que contienen colesterol y, hasta cierto punto, triglicéridos. La partícula apoB más abundante es el pequeño LDL denso, que constituye alrededor del 90% de toda la población apoB.

La ApoA1 es la mayor apolipoproteína de las partículas de HDL. La ApoA1 es la principal iniciadora del transporte inverso del colesterol, es decir desde  las arterias, hacia su elimiación.

La ApoA1 también puede manifestar efectos antioxidantes y antiinflamatorios, puede estimular tanto la producción endotelial de óxido nítrico como la liberación de prostaciclina del endotelio. La apoA1 manifiesta varios efectos antiaterogénicos.

Por lo tanto, la relación apoB/apoA1 refleja el equilibrio entre las partículas pro-aterogénicas IDL, VLDL, LDL y las partículas anti-aterogénicas HDL.

Cuanto más alto sea el nivel de la relación apoB/apoA1, mayor será la probabilidad de que el colesterol se deposite en la pared arterial, provocando así la aterogénesis.

Keywords: apolipoproteínas y riesgo vascular, relación apoA/apoB, partícula aterogénicas, apoaA-1 es beneficiosa, óxido nítrico y endotelio, prostaciclinas y endotelio, apoaA y HDLcolesterol, apoB y LDLcolesterol, mutaciones de apoA, anabolizantes y HDLcolesterol.

Referencias:

-Tabas I, Williams KJ, Borén J (2007). “Subendothelial lipoprotein retention as the initiating process in atherosclerosis: update and therapeutic implications” Circulation. 116 (16): 1832–1844.

-The apoB/apoA-I ratio is better than the cholesterol ratios to estimate the balance between plasma proatherogenic and antiatherogenic lipoproteins and to predict coronary risk.Walldius G1, Jungner I, Aastveit AH, Holme I, Furberg CD, Sniderman AD. Clin Chem Lab Med. 2004;42(12):1355-63.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
en_GBEnglish es_ESSpanish