Para que sirve el PSA.

-Resumen:

El antígeno prostático específico (abreviado por sus siglas en inglés, PSA) es una proteína sintetizada por células de la próstata. Su función es disolver el líquido seminal. Es una glucoproteína cuya síntesis es exclusiva de la próstata.

-Desarrollo:

Una parte escasa de este PSA pasa a la circulación sanguínea de todos los hombres.

Este PSA que pasa a la sangre es el que se mide para el diagnóstico, pronóstico y seguimiento del cáncer, tanto localizado como metastásico, en este caso se utiliza como un marcador tumoral.

En otros trastornos de la próstata, como la prostatitis e hiperplasia (adenoma) prostática, también puede aumentar.

Los niveles normales en sangre de PSA en los varones sanos son muy bajos, del orden de millones de veces menos que en el semen, y solo aumentan cuando hay una enfermedad prostática.

Los valores de referencia para el PSA sérico varían según los distintos laboratorios, aunque el valor normal aceptado actualmente es de hasta 4,0 ng/ml.

Su producción depende de la presencia de andrógenos, tanto testosterona como dihidrotestosterona y del tamaño de la glándula prostática.

También se puede que sea útil para disolver la capa mucosa cervical, permitiendo la entrada a los espermatozoides.

La concentración sérica de PSA es la prueba más sensible para detectar precozmente el cáncer de próstata, ya que se eleva aproximadamente en el 65 % de los casos.

Aumenta normalmente con la edad, unos niveles de PSA séricos de 4 ng/mL pueden considerarse elevados en una persona de 50 años y ser normales en una de 80 años.

Los niveles de PSA oscilan de forma aleatoria en torno a un 15 % en un mismo individuo. Así, un análisis de PSA de 3 ng/mL se puede repetir en otra ocasión y podría dar un resultado de 3,5 o 2,5 ng/mL de forma natural.

Cuando se desarrolla un cáncer de próstata, los niveles de PSA aumentan por encima de 4.

Si los niveles se encuentran entre 4 y 10, la probabilidad de tener un cáncer de próstata es del 25 %.

Si los niveles de PSA son mayores de 10, la posibilidad de padecer un cáncer de próstata es del 67 % y aumenta conforme los niveles de PSA se incrementan.

Tiene una escasa sensibilidad (35% de falsos negativos) y su falta de especificidad, ya que los niveles del PSA pueden verse afectados por muchos factores.

La elevación del PSA en plasma es proporcional a la masa tumoral presente y, de esta forma, el PSA en sangre es una gran prueba para detectar un cáncer de próstata.

Cuanto más avanzado sea el proceso tumoral será más frecuente encontrar valores por encima de la normalidad y éstos suelen ser más elevados.

Sin embargo, un cierto porcentaje de pacientes con cáncer de próstata tiene unos niveles de PSA normales, en cuyo caso los resultados serían un falso negativo.

El PSA aumenta con el agrandamiento de la próstata, llamado también hiperplasia benigna de próstata o HBP, fenómeno que ocurre en hombres según avanza su edad.

También puede aumentar en caso de irritación, prostatitis, una inflamación de la glándula prostática.

La prueba del porcentaje de PSA libre indica qué cantidad del PSA total circula libre comparado con el que está unido a proteínas.

Si ésta, cursa con un bajo porcentaje del PSA libre (menor del 25%), significa entonces que la probabilidad de tener un cáncer de próstata aumenta a un 50 % y que por ello es necesario realizar una biopsia diagnóstica.

Si el nivel del PSA es elevado, se recomienda realizar una biopsia de próstata, para determinar si existe un cáncer de próstata.

Los pacientes con cáncer de próstata tienen menor porcentaje de PSA libre, mientras que los que sufren una hiperplasia benigna de próstata tienen una mayor proporción de PSA libre.

Incluso cuando el valor total del PSA no es alto, un rápido incremento en el tiempo de progresión del valor del PSA sugiere la presencia de un cáncer, y se debería considerar el realizar una biopsia.

La velocidad de aumento del PSA puede que tenga valor en el pronóstico del cáncer de próstata diagnosticado.

Aquellos hombres con cáncer prostático cuyo valor de PSA aumente más de 2.0 ng/ml durante el año anterior al diagnóstico del cáncer tienen un mayor riesgo.

PSA específico por edad

El PSA que se obtiene dentro del rango límite (4-10 ng/mL) puede ser más preocupante en los hombres de 50 años que en los de 80 años.

Se sabe que el PSA está normalmente más elevado en los hombres mayores que en los hombres jóvenes, incluso en ausencia de cáncer.

PSA ultrasensible:

Tiene la particularidad de detectar niveles bajos de PSA, incluso de 0,01 ng/mL.

-Conclusiones:

Aunque la prueba del PSA se usa principalmente para detectar precozmente el cáncer de próstata, también es válida para otras situaciones:

Después de la cirugía o de la radioterapia, el nivel del PSA puede medirse, para determinar si el tratamiento ha resultado exitoso.

Si el tratamiento extirpa o destruye todas las células prostáticas, normalmente los valores del PSA disminuyen a niveles muy bajos.

Una elevación posterior del PSA puede significar que han sobrevivido células del cáncer de próstata y el cáncer ha recidivado.

Los niveles de PSA se deben de mantener en este límite de detectabilidad, pues una elevación significa recurrencia del tumor.

La recurrencia se sospecharía por un incremento de los niveles de PSA, en ese caso estaría indicado el tratamiento con un inhibidor del receptor androgénico llamado, enzalutamide.

Por convenio, se establece que existe recidiva bioquímica tras radioterapia cuando se detectan tres aumentos consecutivos a partir del nadir( valor más bajo) del PSA, alcanzado tras la radioterapia.

A partir de un PSA mayor de 10 es recomendable realizar un rastreo óseo.

Puede ayudar a predecir si el cáncer está confinado en la glándula prostática o fuera de ella. Si el nivel del PSA es muy alto, es probable que el cáncer haya sobrepasado los límites de la próstata.

Esto puede afectar las opciones de tratamiento, como algunos tipos de terapias (cirugía o radioterapia) que no son benéficas si el cáncer ha sobrepasado los ganglios linfáticos u otros órganos.

Durante el tratamiento hormonal, el nivel de PSA puede indicar la eficacia del tratamiento o cuál es el momento de probar con otro tipo de tratamiento.

La terapia hormonal también disminuye los niveles de PSA a los valores de referencia, esta vez por dos motivos: en primer lugar, porque desciende esta producción andrógeno dependiente y en segundo lugar, porque disminuye la carga tumoral.

La Sociedad Norteamericana de Oncología Clínica recomienda que no es necesario que todos los hombres mayores de 50 años se realicen la prueba de antígeno prostático específico una vez al año.

Los hombres a quienes se les detecta un nivel de PSA menor de un nanogramo por mililitro no tienen que volver a hacerse la prueba hasta después de cinco años, porque hay un 98 por ciento de posibilidades de que el antígeno no aumente durante ese tiempo.

Los varones que tienen un nivel inicial de PSA entre 1 y 2 nanogramos por mililitros deberían hacérsela cada dos años.

Sólo cuando se tiene un nivel de PSA superior a 2 se sugiere la realización anual de la prueba PSA.

Keywords: que es el PSA, para que sirve el PSA, funciones del antígeno prostático, variaciones con la edad del PSA, PSA y prostatitis, PSA e Hiperplasia benigna, PSA y adenoma prostático, PSA y cancer de próstata, PSA total y libre, tratamiento hormonal y PSA, inhibidor del receptor androgénico y PSA

Referencias

-Harrison Principios de medicina interna. 16a edición. Parte V. Oncología y hematología. Sección 1: Enfermedades neoplásicas.

-Tombal B., Borre M., Rathenborg P., Werbrouck P., Van Poppel H., Heidenreich A., et al. (2014) Enzalutamide monotherapy in hormone-naive prostate cancer: primary analysis of an open-label, single-arm, phase 2 study.Lancet Oncol 15: 592–600.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
en_GBEnglish es_ESSpanish