Test psicológico en la Disforia De Género: del Dr. Ángel Cunill

Consideraciones para la diagnosis de la disforia del género según guías de consulta de DSM V, con apuntes del dr. Cunill:

-Resumen:

El sexo, el género y la identidad:
Para la mayoría de las personas, hay congruencia entre sexo biológico (nacimiento), identidad de género y rol sexual.
Sin embargo, los sujetos que tienen disforia de género experimentan cierto grado de incongruencia entre su sexo de nacimiento y su identidad sexual. Si hay una relación con las hormonas estas serían el periodo fetal, en cuyo etapa es importante la 5 alfa reductasa y la dihidrotestosterona, y es dudoso que haya una causa genética.

-Desarrollo:

La incongruencia de género o disconformidad con el género en sí no se considera un trastorno. Algunos miembros de la comunidad transgénero consideran que incluso las formas extremas de no conformidad de género son simplemente una variante normal de la identidad y expresión sexual humana.
Sin embargo, cuando el desequilibrio percibido entre el sexo al nacer y la identidad de género que se siente causa a alguien angustia o discapacidad significativa, es entonces cuando se cosidera que existe una disforia de género y no guarda relación con la situación hormonal de la persona.
Comorbilidad en la disforia de género.

Mayor presentación de semiología depresiva, ansiedad y autoagresiones, ideación, intentos y suicidios consumados. Estos síntomas parecen que están relacionados fundamentalmente por factores psicosociales y la mayoría de las investigaciones indican que suelen mejorar con los apoyos necesarios.

En una investigación realizada en el Líbano por Ibrahim y cols (2016) corroboran estos síntomas y los relacionan con el ostracismo, la no aceptación social y/o familiar. Proponen la implementación de equipos de salud mental no “transfóbicos” que prevengan las complicaciones psiquiátricas.

Se ha detectado una mayor prevalencia que en población general en los Trastornos del Espectro autista por lo que se han creado grupo de trabajo para precisar guías específicas para el diagnóstico y el tratamiento (Strang y col, 2016). Se ha llegado a encontrar hasta un 7,9% de TEA en muestras de sujetos con disforia de género.

La prevalencia de trastornos alimentarios suele ser mayor en la disforia de género y en los problemas de orientación homosexual (Witcomb GL y cols, 2015), aunque aún se precisan de mayor número de investigaciones en este campo.

En la infancia:

Una diferencia definida entre género experimentado y el que está destinado en el nacimiento por lo menos de 6 meses de duración. Por lo menos seis del siguiente deben presentarse.Deseo Persistente y fuerte de estar del otro sexo o insistencia que pertenecen al otro sexo.

1. En niñas una preferencia fuerte por utilizar la ropa masculina,
aversión, para la ropa femenina típica.
2. El Fantasear sobre jugar enfrente de papeles del género en juegos o actividades que la hacen creer que pertenecen a otro sexo.
3. Preferencia por juguetes, juegos, o actividades típicas del sexo opuesto.
4. Rechazo de juguetes, de juegos y de actividades conforme a su sexo.
En rechazo en las chicas de juguetes típicamente femeninos y de actividades propias.
5. Preferencia por amigos del otro sexo.
6. Aversión por la anatomía sexual propia femenina.
7. Deseo de ostentar las características de sexo primario y/o secundario del sexo opuesto.
7. Querer cambiar de sexo porque es una moda del milenio.
8. Deseo en niños de tener un “orgasmo próstático”.
9. Participar en la marcha del “orgullo”, para hacer amistades.
10. Vestir ropa del sexo opuesto o maquillarse en su caso.
11. Una chica “se entiende mejor” con otra chica y viceversa.
12. No haber recibido suficiente información sobre la sexualidad durante la infancia en la escuela u hogar
13. Tener ideas propias, aunque no se haya cumplido la mayoría de edad
14. Rivalizar con los padres, con opiniones propias.
15. el sexo es una cuestión personal y no depende de la naturaleza, los padres o el estudio hecho por un especialista

– Diagnosis de DSM V en adultos y adolescentes:

1. En adultos y adolescentes. 1.-La discordancía entre el género experimentado o expresado y el que es, por características de sexo primario y/o secundario en la pubertad.
2. Deseo Persistente de librarse de las características sexuales primarias o secundarias del sexo biológico en la pubertad.
3. Fuerte Deseo de poseer las características de sexo primario y/o secundario del otro género
4. Deseo de pertenecer al otro género
5. Deseo de ser tratado como del otro género con una convicción que ella o el, es quién reacciona o lleva al hilo de acuerdo con el género determinado.

– Conclusiones:

Prevalencia de la Disforia de género. Se admite que la prevalencia tratada, se ha incrementado en las última décadas (1996 – 2004). En California las tasas fueron de 1: 21.031 entre los hombre y de 1: 48.096 en las mujeres. Citado por Gómez Gil y cols, (2006). revalencia de la Disforia de género, se admite que la prevalencia asistida se ha incrementado en las últimas décadas (1996 – 2004).
En California las tasas fueron de 1: 21.031 entre los hombre y de 1: 48.096 en las mujeres. Citado por Gómez Gil y cols, (2006).

-Referencias:

Àngel Cunill M.D. anlologica@gmail.com 10 2022. Madrid.

Revista Clínica Española
Volume 211, Issue 5, May 2011, Pages 233-239
Revista Clínica Española
Revista Médica española
Demanda de atención sanitaria en las unidades de identidad de género de Andalucía y Cataluña durante la década 2000 a 2009

keywords:

Disforia de genero en niñas, disfosria de genero en niños, disforia de genero en la adolescencia, disforia de genero en la infancia, disforia de genero, disforia de genero en el adulto, disforia de genero y cultura, dihidrotestosterona y disforia de genero, 5 alfa reductasa y disforia de genero.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish